La Hormiga al pueblo ecuatoriano



 Diciembre del 2013

En estos momentos en que el país está envuelto en medio de mentiras constantes y desinformación por parte del Estado Ecuatoriano, queremos aclarar algunos hechos en honor a la verdad:

Primero,  reiteramos nuestro profundo rechazo a la disolución de la Fundación Pachamama, sin haberles otorgado el derecho de defensa que promueve la legislación mundial, muestra de la violación constante, al debido proceso que vive el país.

Queremos aclarar que no tenemos ningún vínculo con la Fundación Pachamama, de hecho ni siquiera hemos tenido la oportunidad de conocer a sus miembros, debido a que su residencia permanente es diferente a la nuestra, pero nos convoca la misma preocupación que ellos, la amenaza de que desaparezca 3 millones de hectáreas de selva tropical con la Ronda Suroriente.

Queremos aclarar que no somos una ONG internacional, ni somos una Fundación Ecológica, tampoco somos una organización de derecho, somos una organización de hecho, somos un colectivo juvenil mestizo de la ciudad de Puyo, que nació en el año 2009, con el objetico de trabajar en iniciativas de educación ambiental.

Informamos que ninguno de nuestros miembros participó en la marcha del 28 de noviembre del 2013 a las afueras de la Secretaria de Hidrocarburos en Quito, el día de la movilización todos estuvimos en la ciudad de Puyo, como lo podemos comprobar. Los compañeros y compañeras indígenas señalados como miembros de nuestra organización, no pertenecen a nuestra organización, ellos son representantes legítimos de las comunidades indígenas de Pastaza y Morona Santiago. 

Todo los hechos negativos del 28 de noviembre, entendemos se debió a la falta de apertura al dialogo por parte del Gobierno Nacional, quienes reiteradamente han cerrado las puertas a las comunidades indígenas amazónicas, cuando han llegado a Quito exigiendo un encuentro con el Gobierno.

Los pueblos y comunidades vienen exigiendo un encuentro con el presidente de la república, las mujeres amazónicas que caminaron desde Puyo a Quito, no fueron escuchadas, las Nacionalidades Achuar, Shiwiar, Shuar, Kichwa y Sapara del Ecuador no han sido escuchadas, la población que será afectada por la explotación de la Ronda Petrolera no han sido escuchados, es importante que el pueblo ecuatoriano sepa que el proceso de explotación petrolera que se pretende realizar en territorios indígenas de Pastaza y Morona Santiago, se lo está haciendo sin el consentimiento previo de sus habitantes. Nunca existió un proceso de verdadera consulta previa, libre e informada.

Rechazamos la intención del Gobierno Nacional al intentar involucrarnos en hechos, en los que no hemos participado, alertamos sobre los procesos judiciales que podrían generarse de manera arbitraria e ilegal contra nosotros y hacemos un llamado a los ecuatorianos a informarse bien antes de hacer un juicio de valor equivocado sobre nosotros.

Después del gigantesco bullying y linchamiento mediático al que estamos sido sometidos, afectando a nuestras familias y a nuestra integridad física y emocional, la responsabilidad de lo que podría suceder con nosotros recae en el gobierno nacional, desde este momento.

Juntos por la Pachamama!
Diego Escobar Duche
Representante La Hormiga

Comentarios

  1. Un abrazo solidario compañeras y compañeros! Fuerza y resistencia!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario